Receta saludable: salsa de tomate orgánico

Puedo certificar que la preparación de bio-fermentos y conservas es divertida y muy saludable. Una vez que tenemos gran cantidad de tomate, la lógica invita a elaborar una salsa y constatar su delicioso sabor en relación con las comercializadas por la industria alimentaria, que solo tienen químicos. En Shungo Tola preparamos una deliciosa salsa de tomate cherry amarillo perita, es nuestra especialidad.

Receta de salsa de Tomate de Shungo Tola

  • Dos kilos de tomates muy maduros.
  • Tres cebollas paiteñas o coloradas.
  • tres dientes de ajo.
  • Una cucharadita y media de sal marina.
  • Una cucharada de azúcar morena.
  • Media taza de vinagre de frutas o verduras (no vinagre de alcohol).
  • Un cuarto de taza de agua.
  • Especias, colocadas en una bolsita de tela, tul, algodón, que se ata con hilo blanco y se deja en la olla: (2) anís estrellado, (10) pimienta dulce, (1) clavo de olor, (6) hojas de laurel.
  • Condimentos: hierba maggi, apio con hojas sin cortar, perejil, culantro, tomillo, orégano, hierba buena de olor. Van enteros cubriendo la superficie.

¿Cómo hacerla?

El secreto del sabor de esta deliciosa salsa está en el tratamiento del tomate, que se debe soasar en una plancha caliente o directamente sobre la lumbre de una hornilla encendida, hasta que la piel esté calcinada.

  • Retira la piel de los tomates, dejando solamente la mitad de uno de ellos para conseguir un toque especial.
  • Prepara un refrito con abundante cebolla paiteña o colorada y ajo.
  • Corta los tomates muy finamente y añádelos.
  • Coloca los condimentos enteros (las hierbas de tu huerto…) las especias, sal, vinagre, azúcar, agua y deja hervir durante media hora en una olla con doble fondo, tapada.
  • Retira las especias y los condimentos.
  • Licua hasta alcanzar la consistencia que desees.
  • Regresa la salsa al fuego y deja espesar durante 15 minutos aproximadamente.

¡Prepara tu propio frasco de salsa de tomate!

  • Usa frascos de cristal con tapa hermética, o frascos de conservas con un sello de seguridad. Puedes comprarlos o reciclarlos siempre que tengan las tapas en perfectas condiciones.
  • Lava bien los frascos y las tapas, coloca en una olla y hierve por treinta minutos, escurre boca abajo.
  • Coloca la salsa de tomate y deja un centímetro libre antes de sellar los frascos.
  • Cierra bien las tapas de rosca.
  • Invierte los frascos para esterilizar aún más las tapas y lograr el vacío.
  • Déjalos así un par de horas o hasta que se enfríen.
  • Da la vuelta. El vacío se producirá siempre que las tapas estén en buen estado.

Disfruta enseguida de la salsa de tomate o déjala en conserva, puede durar dos años al vacío sin refrigeración.

conservas shungo 2

 

 

 

 

 

Deja un comentario