Saboreamos Chayote, sidra o papa de aire

El chayote es originario de México y los Andes del norte de Ecuador y Colombia. Es una fruta que contiene calcio, potasio, magnesio, mucha fibra; mejora la circulación y favorece la salud del sistema nervioso. ¡También es delicioso!

Recetas de la finca

1. En ensalada, consúmelo crudo.

Pela el chayote y córtalo longitudinalmente. Saca la semilla y sus filamentos. Corta en trozos finos o «palitos», sazona con limón, sal y aceite. En México lo comen como una botana, con limón y chile piquín.

Resulta un rico acompañante de lechugas, pepinillo y tomate.

2. En caldos y sopas, úsalo como papa, siempre pelándolo y sacando la semilla.          Una amiga lo ha recomendado en el caldo de gallina; en la finca hacemos un locro de chayote muy rico.

3. Asado al horno: coloca el chayote pelado en rodajas de un centímetro de grosor con aceite, sal, hierbas y queso para gratinarlo.

4. Nuestra receta favorita: el pay de chayote

Prepara una masa para pay con los siguientes ingredientes:

  • dos tazas y media de harina

  • 1/4 de taza de azucar morena

  • una cucharada de sal

  • 125 gramos de mantequilla bien fría

  • un cuarto de taza de agua colocada en cucharaditas

 

Procedimiento:

 

– Mezcla bien la harina con el azúcar y la sal .

– Añade la mantequilla bien fría y desmenúzala hasta integrar a los demás ingredientes. Puedes cambiar la mantequilla por aceite de coco y resulta delicioso.

– Añade el agua poco a poco hasta que tengas una consistencia blanda que se pueda amasar ligeramente.

– Amasa hasta formar una bola que colocarás en un recipiente, cubierto con un paño o film plástico, en el refrigerador por media hora.

Para el relleno: chayotes en almíbar

  1. Pela dos chayotes, extrae las semillas y todos los filamentos alrededor.
  2. Corta en trozos delgados,  con un tamaño similar a manzanas para hacer pay.
  3. Coloca al fuego con panela o azúcar morena, clavo, pimienta dulce, anís estrellado, hasta que estén dorados y suaves. Retira del fuego y deja enfriar.
  4. Saca la masa del refrigerador y extiéndela con un bolillo, colócala en un molde para pay o sobre una bandeja.
  5. Pon el almíbar con los trozos de chayote, añade toctes picados, nueces, pasas o  déjalo solo, como prefieras.
  6. Llévalo a un horno precalentado a 180″C durante media hora.

¡DISFRUTA TU PAY DE CHAYOTE!

Deja un comentario